Enseñar al pequeño a ir al baño: Consejos que debes seguir

Enseñar al pequeño a ir al baño
La clave del éxito para enseñar al pequeño a ir al baño es la paciencia y la conciencia que todos los niños alcanzan este hito, pero a su propio ritmo

Es posible que hayas notado que últimamente cambias menos pañales y que tu pequeño suele permanecer seco durante la siesta. Estos, junto con otros signos, indican que ha llegado el momento de sumergirse en el mundo del inodoro.

Tienda de ideas y regalos para fiestas infantiles

Este es un paso muy importante para todo niño, y es indispensable antes de considerar prepararlo para la educación inicial.

La clave del éxito para enseñar al pequeño a ir al baño es la paciencia y la conciencia de que todos los niños alcanzan este importante hito, pero a su propio ritmo. Cada estrategia funciona diferente con cada pequeño, pero estos consejos suelen dar buenos resultados.

¿Cómo sé que mi hijo está preparado para ir al baño?

Si tu hijo no está preparado para ir al baño, incluso las mejores tácticas para ir al baño podrían ser inefectivas. Estas son algunas señales de que tu pequeño está listo para aprender a ir al baño.

  • Cambias menos pañales.
  • Las deposiciones se vuelven más regulares.
  • Tu pequeño es más expresivo a la hora de ir al baño, tanto gestual como verbalmente.
  • Tu hijo nota sus pañales sucios y no le gustan.

¿Qué edad debe tener mi hijo cuando empiece a usar el baño?

Por lo general, los niños no están preparados para aprender a usar el baño antes de los 2 años, y algunos pueden esperar hasta los 3 años y medio. Es importante recordar que no debes presionar a tu hijo antes de que esté preparado y que debes ser paciente.

Recuerda que todos los niños son diferentes. Tu hijo no tiene un retraso en su desarrollo si ya ha cumplido los 3 años antes de que pueda aprender a ir al baño.

Consejos para enseñar al pequeño a ir al baño

Consejos para enseñar al pequeño a ir al baño
Estos consejos te ayudarán a pasar sin problemas a la fase activa del aprendizaje para ir al baño

Si tu pequeño está mostrando todos los signos de que está listo para aprender, no te deshagas inmediatamente de todos los pañales. Estos consejos te ayudarán a pasar sin problemas a la fase activa del aprendizaje para ir al baño:

Haz hincapié en los aspectos positivos del sanitario

Antes de la primera prueba destaca los beneficios de usar el inodoro. Puedes decir: «¡Llevar ropa interior es divertido!» o «¡Pronto podrás tirar de la cadena, como mamá y papá!». Pero no critiques los pañales ni califiques los viejos hábitos de tu hijo como si fueran de bebé.

Establece un lenguaje estándar para el baño

Algunos expertos recomiendan utilizar palabras formales (defecar, orinar) en lugar de otras palabras, para que los niños no se sientan avergonzados por los términos infantiles cuando sean mayores. Pero lo más importante es ser coherente en su uso.

Y nunca te refieras al contenido del pañal de tu hijo como «maloliente» o «asqueroso»; se sentirá mucho más cómodo con el aseo si ve la eliminación como un proceso natural y no «asqueroso».

Elogia el buen comportamiento en general

Hazle saber a tu hijo que apoyas su creciente madurez elogiando hazañas como beber de un vaso sin derramar y compartir juguetes con un amigo. Sin embargo, no le exijas demasiado: si se siente presionado para rendir, puede empezar a añorar los días más sencillos de “su infancia” y actuar en consecuencia.

Vístelo adecuadamente

Acostúmbrate a vestir a tu hijo con la ropa adecuada para aprender a ir al baño. Por ejemplo, pantalones que se bajan sin necesidad de desabrochar nada. Luego practica la importantísima maniobra de bajada, pidiéndole que se baje los pantalones antes de cambiar el pañal y que se los vuelva a subir después.

Usa la imitación

Usa la imitación
Puedes explicarle cómo ponerse en cuclillas, limpiarse y tirar de la cadena

A los niños pequeños les encanta imitar, y enseñar al pequeño a ir al baño no es diferente. Puedes explicarle cómo ponerse en cuclillas, limpiarse y tirar de la cadena, pero es mucho más eficaz llevarle al baño y hacerle una demostración.

Sin embargo, no todos los padres se sienten cómodos renunciando a su pudor, así que no te sientas mal por saltarte este paso si no es lo tuyo.

Orinales para aprender a ir al baño

Aunque existen accesorios para adaptar el inodoro de los adultos para que sea usado por los niños, los expertos recomiendan usar un orinal adaptado para su tamaño. Se pueden encontrar como orinal o retrete de entrenamiento, y son un tipo de juguete educativo.

Busca un modelo que sea duradero y que no se vuelque cuando tu hijo salte para comprobar sus progresos. Para una dosis adicional de emoción, envuélvelo como un regalo. Los orinales de entrenamiento también son una idea genial para regalar a una madre.

Pero no descartes comprar un asiento para el retrete. Algunos niños se resisten a usar el orinal de «bebé» y exigen usar el de «adulto». En ese caso, compra un asiento que simplemente se fije al inodoro.

Si quieres más ideas para decorar la fiesta de tu peque, te animamos a que descargues esta práctica guía

Descarga la Guía de fiestas y cumples temáticos

Si te ha gustado puntúa, por favor
[Total: 0 Media: 0]
Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu Email no será publicado

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.