6 mitos sobre las alergias alimentarias en los niños

Mitos sobre las alergias alimentarias
Algunas alergias alimentarias pueden ser mortales, por lo que es importante conocer los hechos

1 de cada 10 niños en España tiene alergias alimentarias y, aunque nadie sabe con certeza por qué, las tasas están aumentando. Sin embargo, todavía hay mucha información errónea sobre las alergias alimentarias, y algunas de ellas ponen en peligro la vida de los niños.

Tienda de ideas y regalos para fiestas infantiles

Algunas alergias alimentarias pueden ser mortales, por lo que es importante conocer los hechos. Al estar informado, puedes ayudar a mantener a los niños (a los tuyos y a los demás) seguros. Si te interesa el tema, hemos hablado en el pasado sobre las alergias alimentarias más comunes.

Puedes mostrar su apoyo a la comunidad de alérgicos a los alimentos ayudando a disipar estos mitos sobre las alergias alimentarias, así como conceptos erróneos que son populares.

Mito 1. Evitar los posibles alérgenos a temprana edad

El primer mito era una recomendación común hace unos años. Los médicos recomendaban evitar dar alimentos como el cacahuete, el pescado e incluso el huevo hasta que el niño estuviera en edad escolar. La realidad es que las recomendaciones han cambiado.

Las nuevas investigaciones demuestran que la exposición temprana a los alérgenos alimentarios más comunes puede ayudar a proteger a los niños contra el desarrollo de alergias.

Las academias de pediatría de todo el mundo dan luz verde a alimentos como el huevo o el pescado cuando los bebés empiezan a tomar sólidos.

Y en niños con alto riesgo de alergia a los cacahuetes se recomienda que reciban proteína de cacahuete a los 4 o 6 meses, siempre que las pruebas de alergia sean negativas. Esto último con la orientación y supervisión de un médico.

Mito 2. Las alergias alimentarias duran toda la vida.

Esto no es cierto para todas las alergias alimentarias. Aunque las alergias a los cacahuetes, los frutos secos, el pescado y el marisco suelen durar toda la vida, los niños pueden superar las alergias a la leche, el trigo, la soja y el huevo.

Mito 3. Las intolerancias y las alergias alimentarias son lo mismo

Mito 3. Las intolerancias y las alergias alimentarias son lo mismo
A diferencia de una intolerancia, ingerir el alimento al que se es alérgico (incluso en una cantidad mínima) puede poner en peligro la vida

Este es uno de los mitos sobre las alergias alimentarias más difundidos. Por ejemplo, hay quien habla de alergia a la leche, cuando en la mayoría de los casos se trata de una intolerancia a la lactosa (un componente de la leche).

Las intolerancias alimentarias NO son formas menos graves de alergias. Significa que tienes problemas para digerir un alimento y que comerlo puede hacerte sentir mal. Es un trastorno del metabolismo. Por contrario, una alergia alimentaria es una respuesta del sistema inmunitario.

A diferencia de una intolerancia, ingerir el alimento al que se es alérgico (incluso en una cantidad mínima) puede poner en peligro la vida. Asegúrate de que las personas que cuidan de tu hijo entienden que ninguna cantidad de ese alimento es segura.

Mito 4. La alergia al cacahuete es la única potencialmente mortal.

Cualquier alimento puede causar una reacción grave llamada anafilaxia, que puede ser mortal. Hay siete alimentos que causan la mayoría de las reacciones: huevo, soja, trigo, pescado, marisco, cacahuetes y frutos secos.

Los síntomas de la anafilaxia incluyen dificultad para respirar, labios hinchados, vómitos, debilidad y confusión. Si tu hijo tiene una alergia alimentaria, asegúrate de que todos los que lo cuidan tengan la información sobre un plan de emergencia en caso de sufrir anafilaxia.

Mito 5. Los niños pequeños son los que más riesgo corren

Otros de los mitos sobre las alergias alimentarias más difundidos es que los niños pequeños son los que más riesgo corren de sufrir reacciones graves o anafilaxia.

Es cierto que los niños pequeños, que pueden no ser capaces de leer las etiquetas de los alimentos o entender la gravedad de su alergia, son vulnerables por esta razón. Sus primeras celebraciones sociales, como las fiestas de cumpleaños, pueden ser momentos de contacto con potenciales alérgenos.

Pero, en realidad, son los adolescentes los que corren un mayor riesgo de sufrir una reacción anafiláctica fatal inducida por alimentos, probablemente debido a los comportamientos de riesgo típicos de esa edad.

Mito 6. Tener urticaria significa que la alergia no es grave

Mito 6. Tener urticaria significa que la alergia no es grave
Así que, si tu hijo tuvo un pequeño parche de urticaria después de comer un alimento una vez, puede tener una reacción más grave la próxima vez

La gravedad de las reacciones inducidas por alimentos puede variar en el tiempo. El sistema inmune puede sensibilizarse luego de la exposición al alérgeno. Así que, si tu hijo tuvo un pequeño parche de urticaria después de comer un alimento una vez, puede tener una reacción más grave la próxima vez.

Y ten en cuenta que los niños pueden describir las reacciones alérgicas de distintas maneras, como «me siento raro en la garganta» o «tengo la lengua caliente».

Si quieres más ideas para decorar la fiesta de tu peque, te animamos a que descargues esta práctica guía

Descarga la Guía de fiestas y cumples temáticos

Si te ha gustado puntúa, por favor
[Total: 0 Media: 0]
Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu Email no será publicado

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.