Seguridad en actividades al aire libre: Consejos para los niños

Seguridad en actividades al aire libre
Para los padres, los tiempos han cambiado, y hay más cosas de las que preocuparse que nunca antes. Por eso es importante hablar sobre la seguridad en actividades al aire libre.

¿Recuerdas lo increíble que era estar aire libre cuando eras niño? Parecía que había un tiempo interminable para las aventuras y la exploración. ¿Pero también recuerdas en cuántos problemas te metiste? Y es que meterse en problemas es una parte natural de la infancia.

Desafortunadamente para los padres, los tiempos han cambiado, y hay más cosas de las que preocuparse que nunca antes. Por eso es importante hablar sobre la seguridad en actividades al aire libre.

Antes de dejar a tus hijos jugar al aire libre, siéntate a hablar con ellos sobre estos consejos de seguridad en actividades al aire libre. Así estarán listos para tener en forma segura su próxima aventura.

Establece áreas de juego seguras

Hazle saber a tus hijos que la calle no es una zona segura, aunque el juguete o su pelota vayan allí. Cuanto más pequeño sea el niño, es más importante limitar su área de juego a una zona segura dentro de la casa o del patio. Luego, mientras crece y aprende a lidiar con los riesgos, esta zona segura se puede ampliar.

Nunca hablar con extraños

No importa cuán amistoso parezca alguien, los niños nunca deben hablar o ir a ningún lado con un extraño. Si un extraño se les acerca, deben huir o entrar a casa.

Para la seguridad en actividades al aire libre es también importante que reporten el hecho a un adulto lo antes posible. Debe inspeccionarse la zona antes de permitirles volver a jugar.

Nunca salir solos

Recuérdale a los niños más pequeños que siempre se mantengan dentro del rango de supervisión. Los niños mayores que salen con sus amigos deben permanecer en el grupo. Deben comunicarse contigo siempre que exista un cambio de planes.

Estar atento a los alrededores

Las áreas de juego comunes, como un campo o un patio de recreo, pueden contener peligros de seguridad ocultos, por lo que es importante examinar estas áreas antes de jugar en ellas. Vigila los objetos afilados, los cristales rotos y otros peligros.

Cuando jueguen al aire libre, los niños deben usar zapatos para proteger sus pies de cualquier objeto o peligro oculto en la hierba o en las superficies de tierra. Esto es extensivo a algunas playas, donde el peligro de los vidrios rotos puede ser muy real.

Cuidado con las tormentas y el clima lluvioso

Cuidado con las tormentas y el clima lluvioso
Si el clima cambia drásticamente, los niños deben regresar a casa o buscar refugio, jamás debajo de un árbol.

Los niños no deben jugar afuera en los días en que se pronostican tormentas eléctricas. Incluso los días soleados pueden experimentar un rápido e inesperado cambio de clima. Si el clima cambia drásticamente, los niños deben regresar a casa o buscar refugio, jamás debajo de un árbol.

Siempre usar protector solar o ropa protectora

En verano es más importante que nunca proteger la piel del sol, y aplicar protector solar es una de las formas más fáciles de mantener la seguridad en actividades al aire libre.

Recuerda que hay que volver a aplicarse el protector solar con frecuencia, especialmente si estás en la playa o en la piscina, o si estás sudando. La ropa protectora también funciona muy bien.

Recuerda hidratarte

Es casi seguro que los niños que juegan al aire libre van a sudar profusamente. Enséñales los peligros de la deshidratación y la importancia de reponer con agua, no con bebidas azucaradas o gaseosas.

Usar repelente de insectos cuando sea necesario

El verano es una época de insectos, por lo que el repelente es una necesidad. Mosquitos, pulgas, chinches y garrapatas pueden deshacer la diversión de una salida al aire libre. Luego de cualquier caminata en una zona forestada es importante revisarse en busca de bichos, especialmente garrapatas.

Nunca comer nada que se encuentren

Nunca comer nada que se encuentren
Hazles saber que a pesar de lo que pueden haber visto en la televisión, no es seguro comer cualquier cosa que encuentren en la naturaleza.

Los niños son curiosos por naturaleza, y pueden encontrarse con bayas, plantas u hongos cuando están al aire libre. Hazles saber que a pesar de lo que pueden haber visto en la televisión, no es seguro comer cualquier cosa que encuentren en la naturaleza.

Esperamos que tú y tus pequeños tengan un verano maravilloso y que se mantengan a salvo con estos consejos de seguridad en actividades al aire libre.

Si quieres más ideas para decorar la fiesta de tu peque, te animamos a que descargues esta práctica guía

Descarga la Guía de fiestas y cumples temáticos

Si te ha gustado puntúa, por favor
[Total: 0 Media: 0]
Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu Email no será publicado

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.