Tareas domésticas que cualquier pequeño puede hacer

Tareas domésticas que cualquier pequeño
Es posible que hayas visto listas de tareas organizadas por edades

Para que tus hijos pequeños adquieran el hábito de ayudar en las tareas domésticas, tienes que averiguar cuáles son las que más les gustan.

Tienda de ideas y regalos para fiestas infantiles

Es posible que hayas visto listas de tareas organizadas por edades. Pero existen muchas diferencias entre un niño y otro, incluso a la misma edad, lo que hace difícil generalizar y encontrar tareas apropiadas para su capacidad, desarrollo, intereses y necesidades especiales.

Las siguientes listas están agrupadas de una manera que resultan más fáciles de usar. Como norma, si supones que tu hijo no está preparado todavía, deja que lo intente de todos modos y prepárate para una sorpresa.

Tareas para ocasiones especiales

Este es el tipo de tareas que hacen los anfitriones y son perfectas para esos ayudantes más pequeños que esperan impacientemente a sus invitados. Sólo tienes que darles mucho tiempo e independencia para que logren terminar la tarea.

  • Diseñar tarjetas de mesa.
  • Hacer un centro de mesa con piñas, frutas, calabazas o ramas.
  • Colocar flores en un jarrón.
  • Organizar una bandeja de queso y galletas.
  • Ayudar a organizar las mesas de una fiesta.

Tareas divertidas

Tareas divertidas
Cocinar es otra tarea que podría resultar placentera para los peques

Estas tareas aprovechan las verdaderas pasiones de los niños más pequeños: los sencillos placeres de jugar con agua y a ensuciarse, la emoción tecnológica de los artilugios y las profundas satisfacciones de clasificar y emparejar.

Estos son el tipo de tareas que despiertan su interés, curiosidad, y favorecen el uso de sus sentidos y habilidades.

  • Ayudar a quitar las malas hierbas de un jardín o a sembrar plantas.
  • Cualquier cosa con agua: Lavar las verduras de la ensalada, fregar las patatas, regar las plantas, etc.
  • Ordenar los cubiertos del lavavajillas.
  • Emparejar calcetines limpios.
  • Utilizar herramientas o artilugios para deshuesar cerezas, cortar huevos o hacer puré de patatas.

Tareas que tienen una recompensa o satisfacción

A medida que tus hijos crecen, pueden asumir tareas más duras en el mundo de la cocina, la limpieza y el mantenimiento, tareas que quizá no sean divertidas pero que proporcionan cierta satisfacción.

Como mínimo, estas tareas ofrecen a los niños una prueba tangible de sus esfuerzos: una mascota bien alimentada y feliz, las hojas rastrilladas y un patio limpio o la satisfacción de preparar comida para ellos o alguien más.

  • Preparar una comida o merienda sencilla.
  • Quitar el polvo de las superficies con un trapo húmedo.
  • Barrer el suelo o aspirar la alfombra
  • Doblar camisetas, paños de cocina o toallas limpias.
  • Alimentar y cepillar a las mascotas.
  • Rastrillar las hojas caídas de un patio.

Tareas potencialmente aburridas

Luego que tu hijo guarde los juguetes y ordene su espacio de juego, recuerda agradecerle por esa tarea

Estas son las tareas que hay que hacer, se repiten incesantemente y no son intrínsecamente divertidas. A algunos niños les pueden encantar, así que intenta no asumir lo peor desde el principio.

Solo asegúrate de que se sienta bien diciéndole: «Muchas gracias por hacerlo» o «Agradezco tu ayuda».

  • Limpiar la mesa y cargar el lavavajillas.
  • Secar los platos y, para los niños mayores, lavarlos.
  • Usar una esponja para limpiar las encimeras, la cocina y el fregadero.
  • Sacar la basura y clasificarla para el reciclaje.
  • Guardar los juguetes y ordenar el espacio de juego.

Si quieres más ideas para decorar la fiesta de tu peque, te animamos a que descargues esta práctica guía

Descarga la Guía de fiestas y cumples temáticos

Si te ha gustado puntúa, por favor
[Total: 0 Media: 0]
Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu Email no será publicado

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.