Fotografiar una fiesta de cumpleaños infantil: Consejos para lograrlo

Fotografiar una fiesta de cumpleaños infantil
En el lado positivo estos eventos nos presentan emociones, interacción, color y una energía única e irrepetible.

Tomar fotos a niños no siempre es fácil, y fotografiar una fiesta de cumpleaños infantil presenta sus propias oportunidades y desafíos únicos como fotógrafo. En el lado positivo estos eventos nos presentan emociones, interacción, color y una energía única e irrepetible.

En el lado desafiante las fiestas infantiles pueden ser lugares caóticos con mucho movimiento y desorden, y con muy poco tiempo para tomar una cámara y hacer una buena foto. Aquí hay algunos consejos para fotografiar una fiesta de cumpleaños exitosamente.

Designar un fotógrafo dedicado

No hay nada peor que llegar al final de una fiesta y darse cuenta que, aunque la cámara estaba allí, nadie se molestó en cogerla y hacer algunas fotos. Debes darle a alguien el trabajo de fotógrafo, y liberarlo de las otras responsabilidades de la fiesta.

De esta manera garantizas que se tomen algunas fotos y que tengas algo con lo que recordar el día. También es positivo porque significa que los demás pueden relajarse y disfrutar de la fiesta.

Busca ángulos y longitudes focales diversas

Para obtener una serie de fotografías diversas es necesario buscar diferentes ángulos de disparo y hacerlo con varias longitudes focales. Por ejemplo, puedes buscar tomas grupales desde posiciones elevadas (sobre una silla o una escalera) y usando un gran angular.

También puedes probar a hacer zoom sobre los niños, mascotas, decoraciones y otros elementos de la fiesta. Si lo mezclas de esta manera, acabarás con una serie de tomas más dinámicas.

No olvides la perspectiva de los niños

No olvides la perspectiva de los niños
Aunque puedes tomar algunas fotos desde arriba, la mayoría de las fotos deberían ser tomadas a la altura de los ojos de los sujetos que estás fotografiando

Es un error común tomar las fotos desde nuestra altura y mirando hacia abajo, con la perspectiva de un adulto. El mejor consejo para obtener tomas únicas, al fotografiar una fiesta de cumpleaños, es buscar la perspectiva de los niños.

Aunque puedes tomar algunas fotos desde arriba, la mayoría de las fotos deberían ser tomadas a la altura de los ojos de los sujetos que estás fotografiando.

Enfócate en los detalles de la fiesta

Otra forma de añadir interés a las tomas es centrarse en los detalles de la fiesta. Muchas de las fotos de este tipo pueden hacerse mejor antes de que lleguen los invitados. Puedes incluir fotos del pastel, los globos, los regalos, la mesa de postres, etc.

A menudo es bueno acercarse a estos elementos y llenar la imagen con ellos, hasta el punto de que incluso se vuelvan un poco abstractos.

No temas centrarte mucho en los detalles al fotografiar una fiesta de cumpleaños. Encontrarás que este tipo de fotos se ven muy bien cuando las veas mezcladas con tomas más tradicionales.

Conoce el plan de la fiesta

Para poder capturar todos los momentos importantes de la fiesta debes saber cuál es el plan general de la misma. Debes saber aproximadamente cuáles serán las actividades y juegos, en qué lugares ocurrirá esto, cuando se soplarán las velas y cuando se abrirán los regalos.

Esto implicará que tendrás el tiempo suficiente para estar bien posicionado para cada evento, justo antes de que ocurran.

Incluye a los adultos en tus fotos

Incluye a los adultos en tus fotos
A veces sus reacciones a lo que hacen los niños pueden ser bastante memorables y vale la pena incluir a los adultos en las fotos

El foco de las fiestas infantiles son generalmente los niños. pero los adultos que asisten a la fiesta pueden brindarte algunas fotos fascinantes, si estás atento.

A veces sus reacciones a lo que hacen los niños pueden ser bastante memorables y vale la pena incluirlos en las fotos, especialmente los adultos de la familia inmediata del niño que cumple años.

Intégrate en la fiesta y relaciónate con los niños

Las mejores fotos vienen cuando los niños entre en confianza contigo y con el lugar donde se celebra la fiesta. Así que haz un esfuerzo para conocer a los niños y tratar de ser amigable y divertido. Esto puede implicar que guardes tu cámara un poco antes de empezar el evento.

En esto te recomiendo que seas consciente de los límites personales a la hora de fotografiar una fiesta de cumpleaños con niños.

Desafortunadamente vivimos en una época en la que el tema de fotografiar niños puede resultar incómodo, por la posibilidad de que las fotos sean mal utilizadas. Ser conscientes y respetuosos a la hora de las fotografías, y usar el sentido común, es siempre lo más apropiado.

Si quieres más ideas para decorar la fiesta de tu peque, te animamos a que descargues esta práctica guía

Descarga la Guía de fiestas y cumples temáticos

Si te ha gustado puntúa, por favor
[Total: 0 Media: 0]
Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu Email no será publicado

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.