Apoyar a los niños durante el confinamiento: 5 consejos para los padres

Apoyar a los niños durante el confinamiento
Aunque se enfrenten a estas emociones de forma diferente, es importante apoyar a los niños en este proceso de confinamiento

Vivimos en tiempos de muchos cambios y esto trae consigo sentimientos como la ansiedad, el estrés y la incertidumbre. Toda esta situación inquieta a los adultos en casa, pero también afecta con especial fuerza a los niños de todas las edades.

Aunque se enfrenten a estas emociones de forma diferente, es importante apoyar a los niños en este proceso. Si tu hijo se ha enfrentado al cierre de escuelas, a la cancelación de fiestas y eventos o a la separación de sus amigos, necesitará sentirse amado y apoyado ahora más que nunca.

En PiccolaFesta hemos pedido consejos a varios psicólogos infantiles expertos en el tema. Con sus consejos compilamos esta breve lista que esperamos sirva para apoyar a los niños de casa y así ayudar a crear cierta sensación de normalidad.

Sé calmado y proactivo

Los padres deben tener una conversación calmada y proactiva con sus hijos sobre la enfermedad. Hágales saber lo que pueden hacer para mantenerse sanos, pero también que es posible que cualquier ser querido pueda empezar a tener los síntomas en cualquier momento.

Una forma de apoyar a los niños durante el confinamiento y la ‘normalidad’ que vendrá, es hacerles sentir que tienen algo de control. Recuérdeles que la mayoría de las personas pasan la enfermedad sin complicaciones, especialmente los más jóvenes.

Podemos recordarles que hay muchas cosas efectivas que podemos hacer para mantenernos seguros, como lavarnos las manos con frecuencia, no tocarnos la cara y participar en el distanciamiento social.

Construye una rutina y apégate a ella

Construye una rutina y apégate a ella
Los padres deben asegurarse de que hay un horario para cada cosa

Los niños necesitan estructura y rutinas en sus vidas. Muchas de las que habían tardado tanto en construir se han perdido, por lo reconstruirlas debe ser una prioridad.

Los padres deben asegurarse de que hay un horario para cada cosa, desde un momento de hacer los deberes escolares hasta otro para coger el móvil para socializar y jugar. También deberían tener un tiempo reservado para ayudar en casa.

Necesitamos pensar en lo que valoramos y construir una estructura que refleje eso. Será un gran alivio para nuestros niños tener una sensación de tener un día predecible y saber cuándo es momento de trabajar y cuando de jugar.

Déjalos sentir y expresar sus emociones

El cierre de las escuelas, la suspensión de los partidos deportivos y prácticamente cualquier actividad de grupo genera niños profundamente desilusionados. Aunque en el contexto de miles de personas enfermas y fallecidas pueda parecer una frivolidad, es necesario que los comprendas.

En el ámbito de la vida de un niño o adolescente estas son pérdidas importantes. Esto es más importante para ellos que para nosotros, porque lo medimos con nuestra propia experiencia.

Apoya, espera y normaliza que estén tristes y frustrados por esas pérdidas. En caso de duda, la empatía y el apoyo a los niños son el camino a seguir.

Comprueba con ellos lo que están escuchando

Comprueba con ellos lo que están escuchando
Averigua lo que tu hijo sabe y empieza desde ahí para informarle y corregir cualquier información falsa

Hay mucha información errónea circulando sobre la enfermedad COVID-19. Verifica lo que tu hijo está escuchando o lo que cree que es verdad.

No basta con darles hechos precisos, porque si han captado algo que es inexacto, y no abordas directamente el malentendido, pueden combinar la nueva información que le das con la ya tenía.

Averigua lo que tu hijo sabe y empieza desde ahí para informarle y corregir cualquier información falsa. Utiliza canales oficiales para informarte tú mismo, como las que proporciona la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Controla tu propio comportamiento

Los padres, por supuesto, también están ansiosos y nuestros hijos detectan estas señales emocionales. Debes aprender a manejar la ansiedad y el miedo, para no compartirlas con tus hijos. Esta es una gran forma de apoyar a los niños en este trance inesperado.

Eso puede significar contener las emociones, lo cual puede ser difícil, especialmente si están sintiendo esas emociones muy intensamente. Pero los niños confían en sus padres para que les den una sensación de seguridad.

Es importante que recordemos que ellos son pasajeros en esto y nosotros conducimos el coche. Y aunque nos sintamos atemorizados y llenos de incertidumbres, no podemos dejar que eso les impida sentirse seguros.

Si quieres más ideas para decorar la fiesta de tu peque, te animamos a que descargues esta práctica guía

Descarga la Guía de fiestas y cumples temáticos

Si te ha gustado puntúa, por favor
[Total: 0 Media: 0]
Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu Email no será publicado

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.