Bebé en medio de la pandemia: Cómo prepararse para su llegada

Bebé en medio de la pandemia
La cuenta atrás para conocer a tu bebé en medio de la pandemia de coronavirus va a ser un poco diferente

¡Felicidades, hay un montón de alegría en camino! Pero no todo podía ser positivo, pues coincide con una pandemia mundial que ha cambiado por completo la forma en que la gente vive y celebra ocasiones trascendentales. Ahora solo puedes suspirar y prepararte.

La cuenta atrás para conocer a tu bebé en medio de la pandemia de coronavirus va a ser un poco diferente. Principalmente porque las estadísticas indican que las embarazadas parecen tener un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave por el COVID-19.

Es probable que asistas a la mayoría de las citas prenatales sola, que el Baby Shower sea virtual y que el acné hormonal se combine con la necesidad de usar una mascarilla siempre que estés fuera de casa.

Pero, con o sin pandemia, hay ciertas realidades que todos los padres experimentarán. Y también formas de prepararse para las grandes alegrías (y las pequeñas miserias) que vendrán.

Mantener la mente ocupada es lo mejor

Mientras estés embarazada hay muchas cosas que puedes hacer para aprovechar el tiempo. Puedes dar los últimos toques a la habitación del bebé o leer libros sobre el embarazo y cómo ser madre, especialmente para las primerizas.

Tener un bebé en medio de la pandemia no hace ninguna diferencia con respecto al enorme sacrificio que implica no poder dormir una noche completa. Así que puedes aprovechar a dormir lo que quieras, antes de que esto se convierta en un privilegio.

También recuerda empacar la maleta que llevarás al hospital o la clínica. Puedes aprovechar ésta época para juntar todo lo que necesitarán tú y tu bebé en los primeros días. Es muy posible que, si le toca nacer en los próximos meses, saldrán muy poco de casa.

No descuides tu salud, mientras tu obstetra lo considere recomendable mantén tu actividad física. Aprovecha para establecer contacto con otras madres y embarazadas, con las cuáles compartir consejos y recomendaciones sobre tener un bebé en medio de la pandemia.

Los hospitales no volverán a ser lo mismo

Los hospitales no volverán a ser lo mismo
La mayoría de centros de salud han limitado o eliminado las visitas, excepto para el padre o una persona que apoye a la madre

Una cosa con la que probablemente te toparás es que los centros de salud han cambiado profundamente. Mucha de la capacidad de los hospitales se dedica a atender a pacientes con COVID-19, y el personal sanitario ahora está más protegido que nunca.

Así que es muy probable que la única cara descubierta que tu bebé verá (por algún tiempo) sea la tuya. La mayoría de centros de salud han limitado o eliminado las visitas, excepto para el padre o una persona que apoye a la madre.

Muchos miembros de la familia estarán lejos, y no podrán movilizarse para acompañarte debido a los confinamientos perimetrales comunitarios. Las redes sociales y la mensajería serán tu forma principal de recibir apoyo y aliento.

Muchas madres están tratando de encontrar algo bueno en todo esto. Ahora tendrán tiempo extra para pasar con el bebé y su pareja, para que puedan formar un sólido vínculo sin las interrupciones propias de la llegada de un recién nacido.

Tendrás todo el tiempo que quieras con tu pequeño sin preocuparte de que otras personas entren en la habitación y quieran abrazarlo. Y eso suena bastante bien.

Toma la vida con algo de humor

Aquí te dejo una lista de otras cosas que puedes hacer desde ya para prepararte para recibir a un bebé en medio de la pandemia. ¡Va en tono de humor! El propósito es que rías un poco en la dulce espera, y que simultáneamente reflexiones sobre la forma en que tu vida cambiará.

  • Pon la alarma en el volumen más alto cada dos o tres horas. Pero cómprale a tu pareja unos buenos auriculares para que nunca la escuche.
  • Usa la mascarilla durante el entrenamiento más intenso que puedas hacer. Esto te preparará para cargar al pequeño en público dentro de unos meses.
  • Mantén un pequeño trozo de papel de lija en el interior de tu sujetador y asegúrate de que se frota contra tus pezones con frecuencia.
  • Ponte la mejor ropa que tengas e inmediatamente vierte el líquido más oloroso que puedas encontrar en ella.
  • Compra un desinfectante de manos de tamaño familiar y cajas de mascarillas desechables y guantes para los invitados que quieran conocer al bebé. (Esta va en serio)
  • O mejor aún, invierte en un poco de spray de pimienta para evitar que todos se acerquen hasta que se hayan vacunado contra el coronavirus.

Te invitamos a descargar nuestra practica guía y celebra a lo grande la bienvenida de tu bebé.

Guía para organizar un baby shower

Si te ha gustado puntúa, por favor
[Total: 0 Media: 0]
Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu Email no será publicado

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.