¿Cómo escoger los juguetes más apropiados para un niño?

Cómo escoger los juguetes más apropiados
Los juguetes son más que simples juguetes, y si bien deben ser divertidos, también deben ser apropiados para la edad, estimulantes y seguros

Dale a un niño un nuevo juguete, casi cualquier juguete, y lo más probable es que tengas un niño feliz. Los niños pequeños generalmente no son tiquismiquis cuando se trata de juguetes, pero los padres sí deberían serlo.

Tienda de ideas y regalos para fiestas infantiles

El juego es un componente importante del desarrollo social, mental físico y emocional del niño. Los juguetes son más que simples juguetes, y si bien deben ser divertidos, también deben ser apropiados para la edad, estimulantes y seguros.

Por esta razón los juguetes más apropiados para un niño deben ser también herramientas de aprendizaje, más que simples formas de tenerlos entretenidos. Cuando elijas juguetes para bebés o niños pequeños, ten en cuenta estos consejos.

Lo sencillo es lo mejor

Los juguetes que hacen demasiadas cosas no permiten que un niño use su propia imaginación. Los muñecos y peluches que hablan o cantan, o que animan a los niños a presionar ciertos botones, esencialmente se encargan de dirigir el juego, cuando el niño debería ser el que lo hace.

Este tipo de juguetes es limitante y niega al niño la capacidad de usar su imaginación. Los juguetes más apropiados para los niños son a menudo los más simples, como los bloques, porque permiten a los niños ser creativos y espontáneos.

Menos juguetes electrónicos y videojuegos

Menos juguetes electrónicos y videojuegos
Los niños que usan estos juguetes con frecuencia pueden tener dificultades para concentrarse en un libro o juguetes sin movimiento.

Vivimos en una era electrónica, y cualquier padre que piense que puede mantener a su hijo (incluso a un niño pequeño) lejos de los ordenadores, tabletas y demás, se está engañando a sí mismo. Pero para los niños pequeños es crucial establecer límites.

Las investigaciones han sugerido que los juguetes electrónicos plantean varios peligros para la salud y el desarrollo de los niños, incluyendo la pérdida de audición (por juguetes ruidosos), el aumento de peso (por estar inactivos mientras juegan) y los retrasos en el lenguaje y el desarrollo.

La electrónica también puede afectar la capacidad de atención de un niño. La mayoría no requieren mantener la atención en una sola cosa, y más bien desalientan esto al tener focos de atención en constante cambio.

Los niños que usan estos juguetes con frecuencia pueden tener dificultades para concentrarse en algo como un libro o un juguete sin movimiento.

La trampa de los juguetes que se llaman educativos

El negocio de los juguetes educativos está en auge. Estos “juegan” con los temores de los padres que quieren darle una ventaja a futuro a sus hijos. No todos son malos, pero la mayoría hacen afirmaciones que no pueden cumplir.

Muchos juguetes para bebés y niños se jactan de promover el desarrollo del cerebro o crear lectores y matemáticos a corta edad. La mayoría de estas afirmaciones no están respaldadas por ninguna evidencia.

Los verdaderos juguetes educativos no son aparatos llamativos o artilugios acompañados de grandes promesas. Los juguetes más apropiados son los que impulsan al niño a buscar formas novedosas de jugarlos, ya que tienen alguna oportunidad de contribuir a su aprendizaje.

Sólo unos pocos juguetes a la vez

Sólo unos pocos juguetes a la vez
Y si tu hijo tiene varios juguetes de tipo similar, déjalo explorar completamente uno antes de introducir otro

Los niños están inundados de juguetes, especialmente en la época post-navideña. Se les dan demasiados juguetes demasiado pronto y les cuesta mucho concentrarse en cualquiera de ellos.

Los especialistas sugieren que los padres roten los juguetes dentro y fuera de la caja de juguetes del niño (o de la habitación), reintroduciendo cada juguete después de unas semanas. Esto hará que lo sientan como algo nuevo y que vale la pena redescubrir.

Y si tu hijo tiene varios juguetes de tipo similar, déjalo explorar completamente uno antes de introducir otro. Los niños pequeños no necesitan, por ejemplo, cinco clasificadores de formas diferentes a la vez.

El mismo juguete también puede acompañar al niño a través de muchas etapas de desarrollo diferentes. Así que no te apresures a reemplazar los juguetes viejos por otros nuevos, especialmente con los juguetes más básicos, como los bloques de construcción.

A medida que el niño crece, los bloques ayudan a desarrollar muchas otras habilidades como las relaciones espaciales, el lenguaje, la imaginación, la creatividad y el uso de los principios de construcción, planificación y construcción.

Y claro, jugar con hermanos o amigos también enseña tolerancia a la frustración y cooperación con los demás. Así que, a modo de resumen, los juguetes más apropiados son aquellos que generan oportunidades de aprendizaje, sin importar lo simples y poco sofisticados que parezcan.

Si quieres más ideas para decorar la fiesta de tu peque, te animamos a que descargues esta práctica guía

Descarga la Guía de fiestas y cumples temáticos

Si te ha gustado puntúa, por favor
[Total: 0 Media: 0]
Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu Email no será publicado

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.