Habilidades sociales de tu pequeño: Cómo desarrollarlas desde casa

Habilidades sociales de tu pequeño
¿cómo van a aprender las habilidades sociales necesarias que les guiarán desde el jardín de infancia hasta la universidad?

Vivimos tiempos difíciles y muchos niños tienen meses sin pisar una escuela ni ver a la mayoría de sus amigos. Desafortunadamente, el distanciamiento social no es tan “social”, y aísla a todos de las amistades y la familia. Pero en el caso de los niños puede ser aún más serio.

Los niños aprenden naturalmente a socializar estando entre otros niños. Cuando les quitas a sus compañeros de clases y a sus amigos, ¿cómo van a aprender las habilidades sociales necesarias que les guiarán desde el jardín de infancia hasta la universidad?

Puede parecer difícil reproducir el aprendizaje de habilidades sociales de tu pequeño sin la ayuda de los demás niños, y ciertamente lo es. Echemos un vistazo a lo que aprenden los niños de otros niños.

¿Qué habilidades sociales aprenden tus hijos?

Todos pueden aprender a leer, escribir y a hacer cálculos desde casa, pero las habilidades sociales se dan de forma natural en los niños a través del modelaje y la experiencia. En niños pequeños este proceso ocurre principalmente en el aula y en el patio de recreo.

En estos lugares tienen la oportunidad no solo de interactuar con otros niños, sino con otros adultos que no son su familia, sus maestros.

Alrededor de la edad del jardín de infantes, las habilidades sociales se convierten en los bloques de construcción de lo que dependerán para ayudarles a navegar por el mundo que les rodea. Estos son algunas de las habilidades sociales de tu pequeño que se aprenden a esta edad:

  • Lidiar con la decepción.
  • Mostrar u ocultar sus emociones e identificar las de los demás.
  • Tratar a las personas (no familiares).
  • Esperar su turno.
  • Aprender a mantener contacto visual.
  • Escuchar sin interrumpir.
  • Jugar limpio y aceptar la derrota.

Hemos creado una lista corta de actividades que puedes hacer con tus hijos para que tengas la oportunidad de desarrollar las habilidades sociales de tu pequeño desde casa.

Empatía y toma de perspectiva

Cuando ambos estén viendo la TV puedes realizar esta actividad que le ayudará a identificar pensamientos y sentimientos en los demás. Pausa lo que estás viendo y pregúntale a tu pequeño: «¿Cómo crees que se siente este personaje en este momento? ¿Qué está pensando?»

Deja que responda y luego puedes darle tu opinión. Hay películas, como Del revés (Inside Out) de Disney, que son bastante apropiadas para facilitar este ejercicio.

Esperar su turno y ser paciente

Esperar su turno y ser paciente
Cuando se acabe el tiempo debes quitárselo según lo convenido y dárselo a sus hermanos.

Saca un juguete que quizás solo use en ocasiones especiales o ese objeto que siempre quieren tocar, como una tablet o el móvil. Dáselo a tu hijo por unos cinco o diez minutos, déjale claro el tiempo que se lo permites y pon un temporizador.

Cuando se acabe el tiempo debes quitárselo según lo convenido y dárselo a sus hermanos. Para aquellos que sólo tienen un hijo, pueden practicar turnarse con sus hijos.

Seguir las reglas y aceptar la derrota

Jugar un juego de mesa requiere paciencia, ser capaz de esperar y tomar turnos, negociar sobre quién va primero y acordar y respetar las reglas. También les puede enseñar a afrontar la derrota.

Algunos de los juegos más populares para un óptimo aprendizaje de las habilidades sociales de tu pequeño son el Jenga y el Conecta 4. Algunos juegos de cartas como el UNO también son excelentes juegos pedagógicos.

Solo debes asegurarte que el juego sea apropiado para la edad de tu pequeño. Si es demasiado difícil o tiene demasiadas instrucciones, se aburrirá y lo abandonará. Es mejor mantenerlo simple y divertido.

Contar historias cortas

Crea una serie de temas de historias que vas a crear junto con tu hijo. Algunas ideas que podrían funcionar: el recuerdo favorito del verano, las vacaciones favoritas, la mejor idea para una fiesta de cumpleaños o un sueño que tuvo alguna vez.

Las habilidades que se practican con esta actividad incluyen escuchar, seguir instrucciones, tener paciencia, tomar turnos, ignorar las distracciones, cooperar y mostrar empatía. Elige una carta, pon un cronómetro (de 2 a 5 minutos) y cuenta tu historia.

Después de que tu hijo cuente su historia, demuestra que estabas escuchando resumiendo lo que dijo y pidiendo algunas aclaraciones. Enséñales a mostrar empatía haciendo comentarios sobre lo que debió haber sentido en cualquiera de las situaciones relatadas.

Aprender buenos modales

Aprender buenos modales
Enséñales a preguntar cosas sobre la comida y a ordenarla de la mejor forma posible.

Hagan un juego de simulación en que se imaginen pidiendo comida en un restaurante. Se pueden turnar entre ser el camarero y el cliente. Enséñales a preguntar cosas sobre la comida y a ordenarla de la mejor forma posible. Esta es una gran manera de trabajar los modales.

También puedes convertirlo en un juego más social dejando que pida comida por teléfono. Esto es algo que muchos niños (y la mayoría de los adultos) nunca ejercitan debido a las nuevas apps móviles para pedir comida.

Si quieres más ideas para decorar la fiesta de tu peque, te animamos a que descargues esta práctica guía

Descarga la Guía de fiestas y cumples temáticos

Si te ha gustado puntúa, por favor
[Total: 0 Media: 0]
Sin comentarios aún

Dejar un comentario

Tu Email no será publicado

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.